Log In Register
 


Teens & Money - Talking to teens about money (Spanish)

Los adolescentes y el dinero - Cómo hablar con un adolescente sobre el dinero

Esta guía de 24 páginas está diseñada principalmente para padres, pero también puede ser utilizada por adolescentes. Cubre muchos temas incluyendo el trabajo, cómo hacer un presupuesto, cómo darse cuenta si una compra es algo necesario o algo que uno desea, bancos, cómo escribir cheques, ahorros, tarjetas de crédito, historial de crédito, automóviles y teléfonos móviles o celulares. Esta guía contiene ilustraciones y ejemplos de una evaluación de gastos semanales, un recibo de sueldo, cómo comparar precios al hacer compras puede ahorrarle dinero y cómo escribir un cheque. También contiene una lista de sitios de Internet útiles para padres e hijos.

Teens & Money - Talking to teens about money (Spanish)

Publication Series

  • This publication is part of the Teens and Money training module.

Order Publication

  • Nonprofit agencies may order this publication using the MoneyWise Order Form.
  • Print & Fax Order Form

Languages Available

Table of Contents

Los adolescentes y el dinero

Cómo fortalecer en el adolescente la capacidad para manejar dinero

Desde el punto de vista de un padre, transcurren muy pocos años desde aquel puesto de venta de limonada hasta que llegan los ofrecimientos de tarjetas de crédito para la universidad. Pero estos años de transición son el momento ideal para ayudarles a los hijos a construir una buena base en el manejo de dinero.

Como padres ustedes juegan un papel clave en la formación de los valores y actitudes de sus hijos sobre la administración de dinero. Aunque crean que el adolescente no desea aprender estas lecciones, una encuesta realizada por Schwab en 2009 sobre los adolescentes y el dinero determinó que casi las dos terceras partes (64%) de los adolescentes encuestados dijeron que el buen estado de salud financiera es más importante que el de la salud física.

Se siente la presión

Muy pocos jóvenes desean seguir dependiendo de sus padres después de su mayoría de edad. Y menos aún, tener demasiadas deudas. Pero muchas presiones de la sociedad actual causan problemas financieros.

Los adolescentes (siempre con la presión de parecerse a los demás) deben soportar además métodos de venta enérgicos.

La presión que ejercen los adolescentes entre sí sólo puede ser contrarrestada por un poderoso buen ejemplo. Hable con sus hijos sobre el dinero al nivel de adultos. Les debe enseñar el concepto de satisfacer necesidades básicas (alimento, ropa, vivienda, educación y transporte) y fijar prioridades sobre lo que desean comprar. En la vida se trata de elegir opciones realistas. Explique que el Porsche estará de moda, pero un auto confiable usado lo lleva a la escuela y al trabajo sin problema, aunque los amigos se burlen porque está manejando una “chatarra”.

Si el vecino compra un carro nuevo, ¿usted quiere uno también? La costumbre de tratar de estar a la par del vecino provoca problemas monetarios como gastos excesivos, uso exagerado del crédito y deudas. Desgraciadamente este problema puede ser contagioso; sus hijos aprenden de usted. Si usted es adicto a las compras es muy posible que sus hijos también.

A veces los jóvenes desean comprar algo por presión de otros adolescentes, otras veces por aburrimiento o tal vez para ver si se salen con la suya. Ayúdelos a comprender que en la vida hay cosas más importantes que ir a las tiendas; reflexione sobre sus propias costumbres y pregúntese si lo que usted hace está dándoles un mal ejemplo.

Trabajo

La vida laboral

Un empleo lo prepara al joven para la vida de adulto. Le enseña responsabilidad, le da experiencia en un empleo, le pone dinero en el bolsillo y lo saca de la calle.

Los hábitos de trabajo que se forman de adolescente lo siguen a uno el resto de la vida. Hay chicos que sienten naturalmente el deseo de trabajar, otros necesitan que se les dé ánimo. Si usted tiene buenos ingresos, podría sentir que no es importante que sus hijos trabajen, pero esto no es necesariamente lo mejor para sus hijos. Ningún padre quiere que su hijo trabaje tanto que le afecte las calificaciones, pero si su hijo no sabe lo que es ganar su propio dinero podría resultarle difícil enseñarle responsabilidad financiera.
El tiempo es dinero
¿Sabe su hijo cuánto tiempo toma ganarse $50 para comprar un videojuego? Según el Departamento de Trabajo de EE. UU., los ingresos medios anuales de secretarias ejecutivas y asistentes administrativas en 2008 fueron $40,030. Una persona con este sueldo debe trabajar aproximadamente dos horas y media para ganar el dinero para comprar el videojuego.

Por lo general, los adolescentes que hayan cumplido 16 años pueden trabajar tiempo completo, aunque ciertos estados limitan el horario en el que pueden trabajar. Los adolescentes de 14 y 15 años pueden trabajar 18 horas por semana, pero no más de tres horas en un día de escuela. Durante el verano pueden trabajar ocho horas por día y 40 horas por semana.

Los adolescentes más jóvenes pueden hacer trabajos informales como hacer mandados, cuidar niños, llevar a caminar a perros o cortar el césped.

Muchos adolescentes trabajan para comprar ropa, juegos de video, gasolina o un teléfono móvil, pero no se dan cuenta de los demás beneficios como experiencia laboral y sentir cómo es en realidad la vida del adulto. Hasta un empleo de comida al paso les da conocimientos prácticos que pueden utilizar más adelante, por ejemplo, manejar dinero, usar un sistema de computadora y atender al cliente. No hay empleo que no tenga futuro si uno sabe promoverse.

Familiarice a sus hijos con los métodos para buscar empleo. Repase la información básica sobre cómo redactar un historial de trabajo o curriculum vitae; sobre este tema hay muchos libros y sitios de Internet. Reúnan solicitudes de empleo de comercios locales y estudien la información que solicitan. Lean los avisos de empleo en el periódico local. Para que su hijo se sienta más cómodo en una situación real, practiquen una llamada a un posible empleo o una entrevista.

Hable de las características que con frecuencia pasan desapercibidas y que les agrada a los empleadores, como higiene personal y vestimenta, buenos modales, puntualidad, cumplir órdenes, prestar atención y hacer preguntas cuando no entiende.

Aconseje a su adolescente que comience temprano a buscar un empleo para el verano, en lugar de esperar hasta mayo o junio cuando haya pocos puestos vacantes. En lugar de entregar una solicitud, sugiérale que pregunte cuándo tendrá tiempo el gerente para reunirse con él. Muchos adolescentes desean un empleo que consideran divertido y aceptable y se ciegan a lo que puede haber disponible. Busquen ideas juntos sobre posibles empleos. Dependiendo de lo que les interese, los adolescentes pueden encontrar empleo como consejeros en un campamento, tutores, guía de turismo, bañero o guardavidas, recepcionista, jardinero, cuidado de personas durante el día, mecánico de autos, trabajador de construcción o de mantenimiento, vendedor y asistente de biblioteca.

Insólito cheque encogido

Los jóvenes que reciben su primer cheque de sueldo se sorprenden con frecuencia que la cantidad de dinero que se llevan es menor de lo que tenían previsto. Esperaban recibir la cantidad de sueldo total (o bruta) en lugar de la neta, o sea, después de haberle descontado los impuestos. Los impuestos federales y estatales son los descuentos más grandes. Los jóvenes deben comprender que pueden evitar que se les retenga demasiado dinero si declaran más concesiones en el formulario W-4 que llenan en el empleo. Sin embargo se debe retener por lo menos la menor de las siguientes cantidades: El monto deudor de los impuestos del año anterior o el 90% del monto deudor previsto para el corriente año.

También se retienen impuestos por Seguro Social (FICA) y Medicare (MedFICA) para que el gobierno pague prestaciones de jubilación y atención médica a las personas de edad avanzada que califican por su edad. Acláreles que el empleador paga la mitad de los impuestos requeridos y el empleado la otra mitad, y que el contribuyente no recibe un reembolso por estos impuestos cuando presenta la declaración de impuestos.

Presupuesto

Cuidado con los gastos

Green Thumb Landscaping accounting chartUn presupuesto es un plan que ayuda a pronosticar y a controlar los gastos. Cuidando los gastos y distribuyendo el dinero con cuidado, sus hijos pueden ahorrar para comprar cosas que desean pero para las que por ahora no tienen dinero. La mayoría de la gente no puede salir y comprar lo que se les antoja sin antes haber planificado.

Un presupuesto no tiene por qué ser complicado; guarde los recibos y las cuentas en un sobre y use los estados de cuenta del banco para ver adónde se va el dinero. Los planes por anticipado ayudan a que sus hijos vean cuánto gastan todos los meses.

Sugiérale a los jóvenes que anoten todo lo que gastan durante una semana y que luego evalúen los resultados utilizando la hoja de gastos semanales proporcionada abajo. Después de una semana, estudien juntos la hoja. ¿El resultado es un número positivo (más) o negativo (menos)? ¿Logró cubrir los gastos su hijo, ya sea de su sueldo o del estipendio que usted le da? ¿Se puede recortar algún gasto? ¿Cuáles gastos son los que necesita y cuáles son los que desea?

Ayúdelo a preparar un presupuesto basado en la información y los conocimientos que obtuvo de la hoja que preparó. Luego, durante las próximas semanas, sugiérale que haga un presupuesto de gastos semanalmente para ver si se pudo mantener dentro de esos límites.

Evaluación de gastos semanales

Gastos semanales

Alimentos (almuerzo, meriendas)
Transporte público (autobús, metro)
Auto (gasolina, mantenimiento, cuotas, seguro)
Entretenimiento (películas, juegos, revistas, CD)
Computadora (programas, juegos, DVD, descargas de música)
Comunicaciones (teléfono, teléfono móvil, Internet)
Regalos
Ropa
Ahorro
________________
________________
________________
________________
________________
________________
________________
________________
________________
Total de gastos semanales $ $ ________________

Ingresos semanales

Estipendio
Sueldo
Regalos
Otros
Total de ingresos semanales $ $ ________________

Comparación

Total de ingresos semanales
Menos total de gastos semanales
________________
- ________________
Resultado $ $ ________________
 
¿Qué aprendí con el seguimiento de mis gastos?
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________
______________________________________________________________________

Necesidad o deseo

Este simple ejercicio hace que sus hijos consideren cuáles son sus prioridades y estimula la discusión. Pídales que anoten cinco cosas que necesitan y cinco que desean, aunque no sean de vida o muerte y el precio de cada una.

Cinco cosas que necesitas

Limítate a lo que usas o necesitas todos los días; aunque tus padres lo paguen por lo general. Sugerencia: almuerzo, boleto de autobús, ropa, zapatos, productos de tocador como champú, jabón y desodorante.

  Cinco cosas que necesito    ¿Cuánto cuesta?
   
   
   
   
   

Cinco cosas que deseas

En el espacio a continuación, anota las cosas que te encantaría tener pero que no son de vida o muerte. Sugerencias: descargas de música o un juego para computadora nuevo, o refrescos o meriendas, o lo último que está de moda.

  Cinco cosas que deseo   ¿Cuánto cuesta?
   
   
   
   
   

Ahora considera las listas desde los siguientes puntos de vista:

  • Tienes $500. Indica cuáles son los artículos de las dos listas que tienen prioridad.

    ¿Por qué elegiste esas cosas? ¿Se te ocurre alguna forma de poder estirar los $500 para que puedas comprar más cosas que deseas?
  • Tu mamá pierde el empleo y tienes que ayudarla con tus gastos. Tacha alguna de las cosas de cualquiera de las dos listas que no necesitas.

    ¿Cómo puedes ahorrar dinero en lo demás?
  • Tienes cinco años más. ¿Las cosas que deseas comprar te serán útiles o tendrán valor en cinco años?

    ¿De qué forma crees que va a cambiar la lista de necesidades y deseos en cinco años?
  • Tu hada madrina te otorga un deseo material. ¿Eliges algo de la lista de deseos?

    Si respondiste que no es posible que lo que anotaste no sea una prioridad importante para ti. Si las compras, ¿estarías desperdiciando el dinero?
 ¿Estos son necesidades o deseos?
 Necesidad o un deseo?  ¿Por qué?  Costo   Alternativas
Almuerzo al paso Deseo Es rico $4.50 traer el almuerzo de casa
Zapatos        
Juego de video        
Esmalte de uñas        
Agujerear el ombligo        
Seguro del auto        
Anteojos de receta        
Zapatos de marca        
Revista Teen People        
Mochila        

Comparación de precios

El arte de comparar precios

Pídale a su hijo que prepare una lista para las compras de la casa y que lo acompañe a su supertienda favorita. Esta es una gran oportunidad para demostrarles cómo se comparan precios.
Explíquele a su hijo que la ropa de marca puede costarle más, y que podrá encontrar ese mismo artículo por menor valor si es marca de tienda.

Con muy poco esfuerzo, la comparación de precios puede rendir grandes be-neficios; en especial si usa el Internet. Los servicios de compras en Internet (como www.pricegrabber.com o www.bizrate.com) lo pueden ayudar a iniciar el proceso de comparar precios de ciertos artículos. Aunque no compre el artículo que le interesa por Internet, tendrá la información que necesita para tomar decisiones informadas sobre sus compras.

Montones de gente compran en mercados callejeros, ventas caseras, tiendas de segunda mano y comercios que venden ropa “poco” usada en consignación. Llévelos a sus hijos a la cacería de una buena compra; es posible que se les contagie la costumbre si encuentran ropa añeja que esté de moda o muebles en boga para su cuarto.

La ropa añeja y las cosas “retro” están de moda, pero un auto usado tiene aún más ventajas; más calidad y seguridad por el precio. Si compra un auto usado de modelo reciente, su dinero le rinde más que si compra un modelo más bajo y más nuevo. (Consulte “Necesito un carro”)

  Compare precios y ahorre
Usar el Internet para comparar precios (aún si no compra por Internet) puede ayudarle a estar más informado como consumidor y saber cuándo debe pedir descuentos si fuera necesario. Entre estos tres artículos se encontró un ahorro del 55%.

 
Producto Precio bajo Precio alto Ahorro % de ahorro
Reproductor de MP3 $120.69 $$159.71 $39.02 24%
CD $9.89 $18.98 $9.09 48%
Videojuego $21.79 $48.35 $26.56 55%

Bancos

Adolescentes y bancos

Las cuentas de cheque y de ahorro son una forma muy buena de ayudar a la gente joven a manejar el dinero:

  • Cuando al adolescente se le enseña a manejar una cuenta de cheques, también se le abre el camino hacia los buenos hábitos en asuntos financieros, como son el buen manejo del dinero, pagar puntualmente las cuentas y controlar las tarjetas de crédito.
  • Una cuenta de banco, ya sea de ahorro o de cheques, es útil para cambiar cheques de sueldo.
  • Escribir cheques es más seguro que estar llevando efectivo.
  • Las tarjetas de cajero automático o de débito, que se incluyen en muchas cuentas de cheques, pueden servir de práctica para usar tarjetas de crédito.

Cómo encontrar una cuenta de banco apropiada para su adolescente

Muchas comunidades tienen bancos o cooperativas de crédito que ofrecen cuentas especiales para los jóvenes. Evite las que tienen cargos generales o de servicio y que requieren mantener un saldo mínimo porque reducen rápidamente los depósitos.

Sugiera que sea su hijo el que llame a algunos bancos. Bankate.com (www.bankrate.com) le permite buscar y comparar cuentas de cheques y de ahorro por código postal o por ciudad. También tiene listas de las cuentas de banco por Internet.
También investigue las cuentas que ofrecen las cooperativas de crédito locales. Las cooperativas de crédito son instituciones financieras sin fines de lucro fundadas para atender a grupos que tienen algo en común, por ejemplo, el empleo, el sitio donde viven o la iglesia a la que asisten.
 Cargos de cajero automático
Los cajeros automáticos son cómodos, pero use sólo el de su banco. Si usa el de otros bancos se expone a que le cobren cargos altos. Según Bankrate.com, servicio gratuito de información financiera por Internet, el cargo promedio para usar el cajero automático de otros bancos es $1.64, que cobra el dueño del cajero, más $1.25 que cobra su propio banco. Con estos cargos, un retiro por semana resulta siendo más de $150 por año.

Estas instituciones son propiedad de los miembros que mantienen cuentas allí, y están controladas por ellos mismos. Las cuentas de cheque que ofrecen las cooperativas de crédito en general cuestan menos que en los bancos.

Si desea encontrar una cooperativa de crédito que califique para asociarse, visite el sitio de Internet de la Credit Union National Association (www.cuna.org).

La mayoría de las cuentas para jóvenes son de custodia, o sea que requieren que un adulto abra la cuenta en nombre del menor y sea responsable por la misma. Cuando usted y su adolescente van al banco a abrir la cuenta, ambos deben llevar identificación; licencia de manejo o tarjeta de identificación del estado, y número de Seguro Social. Si el adolescente no tiene Seguro Social, comuníquese con la Administración del Seguro Social para sacarlo.  Error costoso
Los cheques rebotados pueden resultar muy caros; hasta $35 por cada uno. Recálqueles a sus hijos que es importante llevar el control de los cheques y de los retiros de cajero automático para que no dejen la cuenta al descubierto.

En general, las cuentas especiales para los jóvenes requieren un saldo mínimo bajo ($1 a $5). Algunos bancos le ponen límite a la cantidad de cheques que puede escribir por mes. Busque cuentas “gratis” para jóvenes que no requieren un saldo mínimo ni cargos de servicio mensuales y no ponen límites a la cantidad de cheques que se pueden hacer ni cobran cargos por cada cheque. En ciertos bancos ofrecen una tasa de interés un poco más alta para cuentas de jóvenes.

Prudencia bancaria

Explique cómo se debe manejar apropiadamente una cuenta de banco. Que sus hijos sepan que si el cheque rebota y no lo pagan, su nombre aparecerá en una base de datos nacional llamada ChexSystems y que no podrán abrir otra cuenta de cheques por cinco años.

Comente con sus hijos los siguientes importantes consejos sobre cheques:

  • Siempre que escribes un cheque debes estar seguro de que hay dinero en el banco para cubrirlo.
  • Debes revisar los estados de cuenta del banco sin demora.
  • Cuando escribas un cheque anótalo en el registro o utiliza cheques en duplicado que copien cada cheque que escribes.
  • Debes depositar el cheque de sueldo sin tardanza; la mayoría de los cheques no pueden cobrarse después de tres meses.
  • Para hacer un cheque utiliza una pluma; nunca un lápiz.
  • Escribe los cheques con claridad; las tachaduras pueden causar problemas cuando se cobra el cheque.
  • La cantidad del cheque y el nombre del portador debes escribirlos bien a la izquierda para evitar que se le agreguen números para aumentar la cantidad o que se altere el nombre del portador.
  • Si necesitas corregir un error en un cheque, rómpelo e ingrésalo en tu registro de cheques como nulo o inválido.
  • Nunca firmes un cheque en blanco ya que alguien más lo podría robar o usar.
  • Sabe siempre dónde están tu chequera y tarjeta de débito e informa a tu banco inmediatamente si te faltan chequeras, cheques o tus tarjetas.

Cómo escribir un cheque

La forma correcta de escribir un cheque

El cheque es de Cody Sampson. Cody va a ir a comprar un CD en la Supertienda de Música. Sigue las instrucciones a continuación para escribir un cheque por $14.98 a nombre de Supertienda de Música.

1. Fecha: escribe el mes, el día y el año: Sept. 2, 2010

2. A la orden de: escribe “Supertienda de Música”

3. Cantidad ($): escribe “$14.98”

4. Dólares: escribe fourteen and 98 cents y haz una línea en el resto del espacio para que un estafador no altere la cantidad

5. Escribe: “CD”

6. Firma: firma el nombre “Cody Sampson”

A continuación se muestra el cheque completado correctamente.
write a check image

Cómo cuadrar la cuenta

Una de las lecciones financieras más importantes es cómo cuadrar el estado de la cuenta de cheques. Si no se lleva un control, es posible rebotar un cheque. Los cargos del banco por cheques rebotados pueden ser hasta $35 por cheque. La mayoría de los comerciantes también agrega recargos de hasta $30 por cheque rebotados por el banco por falta de fondos.

A continuación hay una muestra de registro de cheques y algunas preguntas que ayudan a sus hijos a aprender cómo se cuadra el estado de cuenta. Después de estudiar el registro, los jóvenes deben ser capaces de responder a las preguntas. (Las respuestas se encuentran boca abajo debajo del registro de cheques.)

Preguntas sobre la muestra de registro de cheque a continuación:

1. ¿Qué saldo tenía en la cuenta el 13 de julio? __________________________________

2. ¿Cuántos CD compró con cheque en junio? ___________________

3. ¿Cuántos cheques hizo en julio? _______________________________

4. ¿Qué saldo tiene en la cuenta después de hacer el cheque para Supertienda de Música el 6 de agosto?
___________________________________

5. ¿Con qué frecuencia usó la tarjeta de débito para hacer compras en julio?
___________________________________

Check register image

Cuentas de ahorro

Los ahorros se acumulan

Una buena manera de demostrar el poder del ahorro es jugar con una de las muchas calculadoras en el Internet. Haga una búsqueda usando la frase “calculadora de ahorros” y encontrará docenas de calculadoras útiles y fáciles de usar. Inserte unos números, posibles depósitos, una tasa de interés realista y los años hasta la fecha de vencimiento, y le podrá demostrar al adolescente cómo crece el dinero depositando dinero regularmente en una cuenta de ahorro.

Como el joven está creciendo en una época en que las tasas de interés son pobres, es difícil demostrar el poder del ahorro. La lección importante es que se debe ahorrar regularmente y tener un respaldo si fuera necesario. Pero aún con tasas de interés de 1% o 2%, con sólo ahorrar $20 se puede juntar más de $10,000 en un período de 30 años.
$100 por mes al 2% de interés
Año 1: $102.02
Año 5: $110.51
Año 10: $122.12
Año 20: $149.13
Año 30: $182.12
Más $20 por mes
Año 1: $344.63
Año 5: $1,373.56
Año 10: $2,780.94
Año 20: $6,054.90
Año 30: $10,053.05

Es importante que los depósitos sean frecuentes y regulares. Si un joven de 14 años comienza a depositar $20 todas las semanas del dinero de cuidar niños en una cuenta de ahorro que paga 1% o 2% de interés, para cuando entre a la universidad la cuenta debe tener aproximadamente $5,400. Por otra parte, si el niño deposita sólo $20 por mes durante ese mismo tiempo, en la cuenta habrá aproximadamente $1,250.

Alerta contra fraude

Hay muchas formas de perder dinero por delitos y fraudes. Hable con sus hijos sobre la importancia de proteger su información personal y financiera:

  • Aprenda de memoria los números y las contraseñas de identificación personal; no las anote.
  • Vigile a su alrededor cuando retire dinero de un cajero automático.
  • Tenga cuidado cuando dé su número de Seguro Social; un impostor puede usarlo para sacar crédito a nombre de usted.
  • Destruya ofertas de tarjetas de crédito, facturas, cheques viejos y estados de banco antes de tirarlos a la basura.
  • No le dé información sobre su banco a los vendedores telefónicos; podrían ser estafadores.
  • No deje correspondencia por salir con cheques u otra información personal en buzones abiertos o donde lo puedan recoger desconocidos.
  • Si pierde la tarjeta de cajero automático, débito o crédito comuníquese inmediatamente con el banco.

Tarjetas de crédito

Importancia del crédito

El buen crédito es importante para obtener una tasa de interés favorable en el préstamo de un auto o en la hipoteca de una casa, para alquilar una vivienda, para fijar primas de seguro automovilístico, sacar seguro de vivienda o de vida y para solicitar muchos tipos de empleo.

Para familiarizar a sus hijos con el concepto del crédito, revise con ellos el estado de cuenta de la tarjeta de crédito. Ellos seguramente están acostumbrados a verque usted saca la tarjeta de crédito para pagar pero, ¿vieron alguna vez el total de la factura o lo vieron a usted hacer el cheque para pagar la cuenta? Conceptos como el de pagar con plástico pueden ser abstractos hasta que se enfrenta la realidad.
  La letra pequeña
Enséñeles a sus hijos a leer la letra pequeña en las ofertas de tarjetas de crédito. Ahí podrán encontrar los importantes detalles sobre tasas de interés, cargos por pagos atrasados y por adelantos en efectivo.

Es buena idea que los jóvenes de edad universitaria tengan una tarjeta de crédito porque puede ayudarlos a crear las bases de una buena solvencia. Pídales el número de cuenta para que usted lo pueda vigilar y mantenerse al tanto de posibles problemas. Usted tendrá más control si lo hace usuario autorizado de su tarjeta de crédito y en la mayoría de los casos de todas formas pueden cons-truir buen crédito.

La ley CARD de 2009 (Credit Card Accountability, Responsibility, and Disclosure Act) exije que los jóvenes menores de 21 años de edad prueben que tienen la capacidad de hacer los pagos de una tarjeta de crédito antes de poder obtenerla. Si su hijo no tiene un trabajo u otra fuente de ingreso, usted (u otro adulto responsable) tendrá que servir de cofirmante para que el menor pueda abrir su cuenta de tarjeta de crédito. Pídale el número de la cuenta a su hijo para vigilarla y prevenir posibles problemas. (Antes de que pueda aumentar el límite de crédito de una tarjeta de credito de un menor, el emisor de la tarjeta tendrá que avisarle al cofirmante.)

Otra opción para ayudarle a su hijo establecer crédito, es añadirlo a su cuenta de tarjeta de crédito como usuario autorizado. Usted puede usar su historial de crédito bueno como cimientos para el de su hijo.

También puede comprar una tarjeta de débito pre pagada y depositarle dinero. Estas tarjetas pueden resultar útiles para enseñarles a sus hijos cómo administrar el dinero pero no tienen impacto en la construcción de un historial de crédito para ellos.

Crédito universitario

Tarjetas de crédito y estudiantes

Tres cuartas partes de los estudiantes universitarios tienen por lo menos una tarjeta de crédito. Hay jóvenes que consideran una tarjeta de crédito como dinero gratis y la usan hasta el límite. El no poder controlar sus primeras cuentas de crédito es la causa que muchos estudiantes tengan que soportar años de crédito dañado o hasta la quiebra.

En las tarjetas de crédito, las apariencias engañan. El hecho de estar de onda o tener una foto llamativa o que la emite la escuela de su hijo o su equipo favorito, no quiere decir que sea un buen negocio. Enséñeles a sus hijos a comparar varias tarjetas para encontrar la que tiene características realmente importantes: una tasa de interés baja, que no tiene cargos anuales o que son bajos, y con recargos por atrasos más bajos de lo común. Para evitar recargos por excederse del límite de crédito, aconséjeles que no permitan que la tarjeta de crédito apruebe cargos que superen el límite.

La ley CARD, además de asegurar que su hijo tenga capacidad para pagar la línea de crédito que le otorga el emisor de la tarjeta, también limita la publicidad de tarjetas de crédito en los terrenos escolares y prohíbe los regalos (como camisetas, gorros y vales) a los estudiantes que solicitan una tarjeta de crédito. Las universidades deben publicar los acuerdos de publicidad de las tarjetas de crédito que llevan la marca de la institución.

Usted puede ayudar a sus hijos a usar tarjetas de crédito prudentemente. Antes de que se vaya a la universidad, establezca ciertos reglamentos básicos, por ejemplo:

  • Dime si solicitas o recibes una tarjeta de crédito.
  • Trata de limitarte a sólo una tarjeta de crédito mientras estés en la universidad.
  • Trata de usar la tarjeta sólo en emergencias o en las compras más importantes que hayamos acordado de antemano y que terminarás de pagar de forma disciplinada.
  • Si tienes que usar la tarjeta para comida, cine y compras diarias, registra los cargos para poder controlarlos y pagar la cuenta entera antes de usar la tarjeta otra vez.
  • Mantenga el límite de crédito a un nivel razonable (tal vez $500) y el saldo deudor bajo (unos $200). No compre nada que le haga excederse del límite.
  • Asegúrate de mandar el pago con tiempo para que le llegue a la compañía para la fecha de vencimiento o te cobrarán cargos por pago atrasado.
  • En lo posible, paga el saldo completo todos los meses.
  • Si mantienes un saldo, siempre paga más del mínimo pago mensual indicado en la factura.

Informe de Crédito

Pague puntualmente

Los recargos por pagos atrasados y los cargos por intereses en las tarjetas de crédito pueden aumentar rápidamente. Sus hijos deben comprender que las tarjetas de crédito y las demás cuentas deben pagarse antes de la fecha de vencimiento. La mayoría de las compañías financieras cobran hasta $39 si el pago no les llega a tiempo. Los pagos que se atrasan más de 30 días se remiten a las compañías de calificación de crédito. Una mala nota debido a un pago atrasado permanece siete años en el informe de crédito.

Pague más que el mínimo

La mayoría de las tarjetas de crédito requieren que se pague una cantidad mínima de aproximadamente 3% del saldo pendiente. Si paga sólo el mínimo le costará mucho más en intereses y tendrá la deuda por mucho tiempo más.

Si su hijo tiene un saldo pendiente en la tarjeta de crédito de $1,000 a un interés del 17% y sólo paga el 3% del saldo todos los meses, le tomará más de 9 años terminar de pagarla. Sólo el interés puede sumarle unos $700 al saldo.

Por otra parte, si el joven paga $100 todos los meses, terminará de pagarla en 11 meses con $86 de interés.

Mal crédito es mala noticia

Graduarse de la universidad con mal crédito afecta más que la capacidad de obtener préstamos o tarjetas de crédito. La información del informe de crédito puede ser utilizada para elegir candidatos en un empleo. En ciertos campos, como servicios financieros, tecnología y fuerzas policiales, entre otros, se verifica regularmente el crédito de los candidatos. Sin importar cuál haya sido el promedio de calificaciones o qué diplomas se obtuvieron, el mal crédito le puede costar el puesto.

La gente con mal crédito por lo general tiene que hacer depósitos en efectivo para obtener servicios públicos o telefónicos que se suman al costo de establecer una residencia.

Cómo revisar su crédito

Asegúrese que sus hijos sepan que pueden revisar su propia información personal de crédito registrada en las tres compañías de calificación de crédito más importantes. Cada año, usted puede solicitar un informe de crédito gratuito de cada una de estas tres compañías . (Vea abajo la información sobre Informes de Crédito Anuales para saber cómo comunicarse con la compañía). Toda persona que haya tenido una tarjeta de crédito o un préstamo estará registrado en una o en todas las compañías.

Las personas a las que se le ha negado crédito recientemente tienen el derecho de obtener una copia gratuita de su informe de crédito en la compañía que proporcionó la información que resultó en la negación del crédito, o usted puede comprar una copia del informe de crédito en cualquier momento por un cargo de $10 a $15, dependiendo de la compañía.

Informes de Crédito Anuales

  • En Internet: Annual Credit Report (www.annualcreditreport.com)
  • Por teléfono: 877-322-8228
  • Por correo: Imprima el formulario de solicitud del sitio Web y envíelo por correo a la dirección indicada en el formulario.

El Automóvil

El sueño del auto propio

Cuando se trata de autos, muchos jóvenes sólo consideran el pago mensual del préstamo; pero tener auto cuesta más del doble. (Ver Costos mensuales de un auto”). Es importante que su hijo conozca la realidad de algunos de los costos mensuales de tener un auto.

Su deseo es que su hijo tenga un auto seguro, pero los precios de un auto nuevo están tan altos que es más factible un auto usado. El auto nuevo pierde entre el 20% y el 40% de su valor durante el primer año.

Muchos concesionarios en la actualidad venden autos “usados y certificados” de modelos relativamente nuevos de autos entregados por enganches y al final de arrendamientos que fueron totalmente inspeccionados y vienen con garantía y planes de protección extendida. Pero cuando se compra un auto usado, aunque sea usado y certificado, investigue y haga que un mecánico independiente se lo revise. En el sitio Internet de Kelley Blue Book (www.kbb.com) se encuentran precios de autos nuevos y usados y también consejos para comprarlos. En CarFax (www.carfax.com) puede obtener la historia del auto por un pequeño cargo y con el número de identificación del vehículo (VIN, siglas en inglés).

Seguro de auto (¡ay!)

El costo del seguro de autos para conductores jóvenes puede doler. Según el Insurance Institute for Highway Safety, por cada milla de manejo, el riesgo de que un adolescente de 16 a 19 años de edad tenga un choque es cuatro veces más alto que para un conductor mayor. El conductor de 16 años es el que presenta el mayor riesgo, con una tasa de accidentes de casi el triple que la de una persona de 18 años. Son estas estadísticas la que justifican que los seguros de autos le cobren las primas más altas a los conductores jóvenes.

Las muchachas adolescentes no están consideradas un riesgo tan alto como los muchachos en lo referente al seguro y por lo general califican para recibir tasas de seguro más bajas. El sector de seguro ofrece los siguientes consejos para cubrir al conductor joven por el costo más bajo posible:

  • Los autos “seguros” pueden ser menos caros para asegurar. Las camionetas deportivas, por ejemplo, tienen antecedentes de vuelcos que pueden resultar en primas más altas. Los autos más seguros (en www.insure.com encuentra una lista) no van a convertir al adolescente en el centro de atención de la playa de estacionamiento de la escuela, pero serán algo más baratos en materia de seguro.
  • Si el joven tiene un promedio de calificaciones en la escuela de B o más, le podrían dar un descuento de buen alumno.
  • Si lo pone al adolescente en la misma póliza de usted podría calificar para recibir descuentos por buen conductor. Así también podría calificar para recibir descuentos por varios autos. Esto no quiere decir que lo tiene que pagar todo usted; usted puede dividir la prima y pedirle a su hijo que pague la parte que le corresponde.
  • Recomiéndele a su hijo que tome clases en seguridad de manejo para adolescentes; podría calificar para recibir descuentos.
  • Cuando compre un seguro de automóvil (o cualquier otro) compare precios de primas entre las compañías y considere los montos deducibles más altos. Cuanto más esté dispuesto a pagar de su bolsillo en una reclamación, más bajas serán las primas.
  • Explíquele que las infracciones por alta velocidad y de tránsito y los accidentes (hasta los de poca importancia) pueden causar un gran aumento en las primas. Hable con ellos de las serias consecuencias de manejar en estado de ebriedad. Recalque que si no maneja con seguridad podría terminar sin poder manejar por lo prohibitivo que resulta el seguro para los malos conductores. (Dé usted un buen ejemplo cuando maneje; los hechos tienen más fuerza que las palabras.)

Costo mensual de un auto

La gráfica calcula el costo mensual aproximado de comprar, financiar y operar un vehículo de $10,000 manejado y asegurado por un conductor varón adolescente de 17 años. En este ejemplo. El comprador paga $2,000 por adelantado y el saldo está financiado al 6% por 4 años.

Gasto anual Costo mensual
Cuota del préstamo: $2,254.56 $187.88
Mantenimiento: $120
(4 cambios de aceite)
$10.00
Equipo: $200 (llantas nuevas) $17.00
Arreglos: $100 (silenciador) $9.00
Gasolina*: $1,128.00 $94.00
Seguro: $1,500 por año $125.00
Impuesto a la venta inicial al 6%: $150 $12.50
Registro anual: $60 $5.00
Total : $460.38
*12,000 millas, 25 millas por galón, $2.35 por galón

Teléfono móvil

Corte el cordón

Los adolescentes, conocidos por su amor al teléfono, forman un segmento importante y de gran crecimiento en el sector de la telefonía móvil. Muchos padres pagan el servicio para poder tener control de sus hijos y para que puedan recibir ayuda en una emergencia.

Las compañías telefónicas tienen muchos planes familiares y de cuentas prepagadas diseñados para el mercado adolescente, pero estos podrían no ser los que tienen los mejores precios. Los planes familiares le permiten a uno agregar varias líneas a una sola cuenta y compartir los minutos del plan entre los teléfonos.

El adolescente mayor generalmente quiere un teléfono móvil propio; pero por no tener un historial de crédito, posiblemente le pidan a usted que sea cofirmante. Aunque distraer al joven de los colores o el timbre de teléfono le puede resultar dificil, podría ahorrarse cientos de dólares en cargos adicionales si considera los planes de teléfono móvil prepagados.

  • La mayoría de los planes inalámbricos cobran los minutos cuando se hace o se recibe una llamada. Por lo general, a los usuarios de un plan familiar no se les cobra cuando se llaman entre ellos.
  • Por teléfono móvil, hasta los números sin cargo cuestan dinero.
  • Los cargos por información y conexión de llamadas pueden resultar sorprendentemente altos. Si tiene un teléfono capacitado para la Web, puede evitar estos cargos buscando la información por Internet.
  • Vale la pena considerar un teléfono móvil prepagado; los cargos mensuales han bajado mucho y los planes no requieren revisión del historial de crédito. Muchos planes de teléfonos prepagados permiten enviar mensajes de texto y bajar datos de manera ilimitada.
  • Los timbres especiales, contestador y otros servicios opcionales por lo general resultan en cargos adicionales.

Download File

Teens & Money - Talking to teens about money (Spanish)
File Name: 2012_Teens_SP.pdf
File Size: 0.3MB

For More Information

Preguntas candentes: El archivo Kiplinger en Internet de columnas llamadas “Money Smart Kids” (www.kiplinger.com/columns/kids/archive.html contiene docenas de artículos de interés para padres que desean darle consejos sólidos a sus hijos sobre el dinero.

Finanzas divertidas: La página “Teens and Their Money” de Motley Fool (www.fool.com/teens/teens01.htm) presenta el punto de vista novedoso que el ahorro y la inversión de dinero son divertidos.

Prueba de realidad: El sitio de Internet de Jump$tart’s web site (www.jumpstart.org) está repleto de orientación y consejos sobre dinero, todo con el fin de enseñar a los jóvenes. La prueba interactiva “Reality Check” ayuda a los adolescentes a aprender lo que cuesta vivir solos.

Sé tu propio jefe: YoungBiz (youngbiz.com) presenta historias de empresarios adolescentes que abrieron negocios “nuevos, interesantes y que dan ganancia”. También, visite la página Independent Means (www.independentmeans.com).

No todo se consigue con dinero: El Center New American Dream (www.newdream.org) promueve el consumo responsable con el objetivo de proteger el medio ambiente, aumentar la calidad de vida y promover la justicia social.

El consejo es bueno: Family.com (http://www.family.go.com/parenting/pkg-teen) ofrece todo tipo de consejos para padres y estrategias con enfoque en los adolescentes.

Para conseguir empleo: No es necesario ser adulto para usar el Internet para buscar empleo. Visita los sitios especialmente para adolescentes (www.teens4hire.com, www.snagajob.com), como así también sitios más grandes de empleo como Monster.com y los de las grandes cadenas nacionales de tiendas al por menor y de comida.

Entre gente de la misma edad: Adolescentes también contribuyen al sitio de Internet Young Money (www.youngmoney.com), en el que los visitantes encuentran artículos sobre manejo de dinero, comparación de precios, protección del consumidor, carreras y mucho más.

¿Y el dinero? FinAid (www.finaid.org) es un sitio confiable lleno de orientación sobre las formas de conseguir asistencia financiera.

Pruebe esto: Vaya al sitio de la U.S Securities and Exchange Commission (www.sec.gov/investor/tools/quiz.htm) y tome la interesante prueba interactiva “Test Your Money $marts”.

Sponsors

Capital One

Notes

Este folleto fue creado por Consumer Action en asociación con Capital One Services, Inc.

Filed Under

Money Management   ♦  

Copyright

© 2012 Consumer Action. Rights Reserved.

 

Tags/Keywords

money, money management, teens, adolescence

Article Statistics

Article Viewed: 29056
Tracker Stats:

 
 
 

Quick Menu

Support Consumer Action

Support Consumer

Join Our Email List

Optional Member Code
Facebook FTwitter T

MoneyWise Modules